¿Es importante que los chicos tengan profesores hombres?

País: USA
Medio: AIBM

Un análisis de la American Institute for Boys and Men sugiere que sí, que la presencia de profesores varones supone una diferencia favorable para los estudiantes varones; a la vez que señalan que hacen falta más estudios.

¿Es importante que los chicos tengan profesores hombres? Los niños van a la zaga de las niñas en la educación K-12. En un distrito escolar promedio, los niños están aproximadamente un grado por detrás de las niñas en alfabetización. Un posible paso hacia la mejora de los resultados académicos de los niños es garantizar una fuerte representación de profesores varones. Pero los hombres ahora representan sólo el 23% de los docentes de escuelas primarias y secundarias de Estados Unidos, frente a alrededor del 30% en 1988.

El informe «Hombres ausentes: diversidad de sexo entre docentes» examina la escasez de docentes varones en Estados Unidos, incluidos los patrones por materia, geografía y raza. Los hombres negros e hispanos están particularmente subrepresentados: sólo el 6% de los profesores son hombres de color.

El desafío aquí es significativo. Incluso volver a la proporción masculina de 1988 requeriría más de 230.000 docentes varones adicionales. Revertir la tendencia a la baja en la proporción de docentes varones no será fácil ni rápido. Pero debería ser una prioridad para los responsables de la formulación de políticas en todos los niveles, desde el gobierno federal hasta las escuelas individuales.

Faltan hombres en las aulas

Las mujeres han dominado durante mucho tiempo la fuerza laboral docente, pero la proporción de docentes varones ha disminuido en los últimos 30 años. En 1988, los hombres representaban alrededor del 30% de los docentes en las escuelas primarias y secundarias (excluidos los maestros de preescolar). Ahora representan menos de una cuarta parte (23%). Eso significa que la proporción de hombres que enseñan en escuelas primarias y secundarias es menor que la proporción de mujeres (26%) que trabajan en ocupaciones STEM.

Es aún más improbable que los hombres enseñen a niños más pequeños: menos del 3% de los maestros de preescolar y jardín de infantes son hombres, en comparación con el 20% de los maestros de primaria y secundaria, y el 43% de los maestros de secundaria.

¿Es importante que los chicos tengan profesores hombres?

El equilibrio de género también varía considerablemente según la materia académica . Dado que las mujeres representan el 57% de los docentes de secundaria, es de esperar que representen la mayoría de los docentes en la mayoría de las materias, y así es, incluidas matemáticas (58%), ciencias naturales (54%) y formación vocacional/técnica (54%). Las únicas materias de secundaria donde la mayoría de los docentes son hombres son educación física/salud (59% hombres) y ciencias sociales (59% hombres). Es importante destacar que los hombres representan sólo el 26% de los profesores de secundaria en ELA (inglés y artes del lenguaje), una materia en la que los niños habitualmente tienen un rendimiento inferior.

¿Importa si hay menos hombres enseñando a nuestros hijos?

En términos de resultados académicos limitados, la evidencia es escasa y mixta. Algunas investigaciones sugieren que la representación docente , específicamente para los estudiantes negros, afecta al compromiso y el desempeño. Con respecto a los niños en particular, el investigador de educación Thomas Dee estima que la brecha de género en el rendimiento en inglés en la escuela secundaria se reduciría en aproximadamente un tercio si la mitad de los profesores de inglés fueran hombres.

Otro estudio encontró que la brecha de género en el rendimiento escolar en matemáticas se redujo a la mitad en las clases de noveno grado impartidas por un hombre. También es más probable que los estudiantes informen que esperan con ansias una materia cuando la imparte un profesor del mismo sexo. Pero otros estudios no encuentran una relación fuerte entre el género de los docentes y los resultados.

En la medida en que las características demográficas de un docente influyan en los resultados de estudiantes similares, podrían intervenir varios factores. Es más probable que los estudiantes se sientan inspirados por alguien con quien se relacionan, un fenómeno comúnmente conocido como efecto de “modelo a seguir”. Es posible que los niños tengan más probabilidades de tener un buen desempeño en la escuela si tienen un maestro con quien se identifican y admiran.

Algunas investigaciones sugieren que el efecto positivo de la coincidencia de docentes puede deberse a que los docentes tienen mayores expectativas o potencialmente les dedican más atención a los estudiantes que son como ellos. Los docentes tienden a calificar a los estudiantes del mismo género como más interesados ​​en la materia, menos disruptivos y con más probabilidades de completar sus tareas en comparación con pares de docentes y estudiantes de diferentes géneros. Pero, una vez más, la evidencia sobre el impacto y los mecanismos es mixta o no concluyente. Ésta es un área en la que se necesita más investigación, especialmente desde la perspectiva de niños y hombres.

Hay otras razones por las que la representación también es importante, algunas de las cuales pueden ser más difíciles de reflejar en los resultados académicos de corto plazo. Investigaciones recientes muestran que es más probable que el personal escolar masculino sea identificado como mentores de los estudiantes .

Pero, curiosamente, las estudiantes son más propensas a informar que tienen un mentor en la escuela , posiblemente debido a la falta de maestros y personal adultos varones. También es importante evitar los estereotipos de género ocupacionales: es casi seguro que es más difícil persuadir a los niños de que la enseñanza es una profesión para hombres si la mayoría de sus propios profesores han sido mujeres.

La falta de profesores varones de color es aún más grave. Esto podría ser parte del motivo por el cual los niños de color enfrentan obstáculos en la escuela . Hay evidencia de que ellos (los niños negros en particular) se benefician más de tener un maestro que se parece a ellos , pero son los que tienen menos probabilidades de tener un maestro varón de la misma raza o etnia. Más de una cuarta parte (26%) de todos los estudiantes son niños de color; pero sólo el 6% de los profesores son hombres de color.

¿Es importante que los chicos tengan profesores hombres?

Propuestas para reducir la brecha de sexo entre docentes

Las tendencias demográficas plantean un desafío para contar con una fuerza docente representativa por raza y sexo; las generaciones más jóvenes son más diversas racialmente que las generaciones que les enseñan (aunque los profesores son todavía menos diversos que la población adulta). Los hombres también tienen menos probabilidades de asistir o graduarse de la universidad, pero la enseñanza requiere altos niveles de educación: más de la mitad de los profesores K-12 tienen una maestría o un título superior.

Sin duda, los estudiantes de color se benefician de tener maestros de color, independientemente de su sexo. Pero si realmente queremos mejorar la diversidad docente, debemos asegurarnos de que los niños tengan hombres a quienes admirar, independientemente de las tendencias demográficas o las disparidades educativas existentes.

Mejorar el equilibrio de género en la profesión docente es un desafío. Incluso volver a la proporción de 1988 –una división 70-30– requeriría más de 230.000 docentes varones adicionales en Estados Unidos. Si se aspirara a la paridad, con hombres representando la mitad de todos los docentes de las escuelas públicas, se necesitaría más de un millón de docentes varones más.

Algunas políticas para aumentar el número de docentes varones podrían consistir en establecer cuotas en la contratación de docentes; financiar becas para hombres jóvenes que cursan estudios de educación; fomentar rutas alternativas para convertirse en docente; y fomentar un entorno de enseñanza más inclusivo.

La propuesta de la Nueva educación Diferenciada

Si es cierto que los estudiantes se ven influenciados por tener modelos para seguir que se parecen a ellos, entonces muchas de las intervenciones para aumentar el número de docentes varones podrían tener efectos positivos a largo plazo. Alentar a más hombres, y especialmente a hombres de color, a ejercer la docencia podría crear un círculo virtuoso: contratar más profesores varones ahora significaría que más niños tendrían profesores varones, lo que a su vez podría llevar a que más niños se gradúen universitarios y aspiren a convertirse ellos mismos en profesores.

Los colegios de educación diferenciada hacen una apuesta decidida por los beneficios que supone la presencia de profesores y preceptores varones, en el caso de los chicos, y mujeres en el caso de las chicas: la gran mayoría -cuando no todos- de los profesores de los colegios de solo chicos son profesores varones; de la misma forma, la gran mayoría -cuando no todas- de las profesoras de los colegios diferenciados de chicas son mujeres. Y esto es una parte no pequeña de su éxito.

¿Es importante que los chicos tengan profesores hombres? : Iguales y Diferentes | Equal and Different

Iguales y diferentes, Equal and different, es una asociación promovida por padres, alumni y profesores que tienen como fin promover el pluralismo educativo, mediante la difusión y apoyo del modelo de educación diferenciada por sexos en condiciones de igualdad, en los ámbitos nacional e internacional. Busca dar respuesta a la singularidad de cada persona, superar los estereotipos de género, reducir el fracaso escolar y avanzar en la equidad educativa.

I&D enfoca su acción en torno a tres ejes: promover la movilización social de padres y antiguos alumnos; la interlocución con los periodistas, para mejorar el conocimiento de este modelo educativo y la relación con políticos y actores sociales.

Conocer más sobre Iguales y Diferentes aquí.

Fuente: Missing Misters: Gender Diversity among Teachers. Richard Reeves, 27 de febrero de 2024

¡Comparte!