New Single Gender Education | Nueva Educación diferenciada defiende los derechos de las niñas

País: UK
Medio: The Telegraph

Jenny Brown, directora de City of London School for Girls promueve las escuelas diferenciadas por sexos

New Single Gender Education | Nueva Educación. Dado que las escuelas privadas son cada vez más mixtas para garantizar la supervivencia, la necesidad de proteger la educación diferenciada por sexo es mayor que nunca.

Es conocido que las mujeres hacen menos preguntas que los hombres al final de las conferencias y entrevistas. Pero cuando nuestras niñas asisten a eventos en los que participan muchas otras escuelas, muchas de ellas mixtas, levantan la mano sin ningún tipo de timidez ni inhibición. Simplemente no se ve eso en las niñas de escuelas mixtas porque equilibran su deseo de aprender con su conciencia de los alumnos varones.

Así que leí con interés esta semana que las escuelas diferenciadas por sexos estaban pasando de moda. Esta lucha por la supervivencia no es mi experiencia en absoluto. Las solicitudes de plazas en la City of London School for Girls son más numerosas que nunca y creo que durante el período particular entre los 12 y los 16 años, los alumnos suelen aprender mejor con su propio género.

Las escuelas para niñas diferenciadas por sexos son fantásticas para desarrollar habilidades de liderazgo (y proteger y aumentar la confianza en sí mismas) durante esos difíciles años de la adolescencia, cuando todo el mundo pasa por enormes cambios hormonales. Sobre todo porque estos cambios los pueden experimentar niños y niñas de manera muy diferente.

A nivel académico, las niñas de escuelas diferenciadas por sexo tienen muchas más probabilidades de cursar Stem (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas): dos tercios de nuestro grupo escogen matemáticas como nivel A y un número igual de nuestras alumnas elige materias Stem como humanidades en la universidad. Esto parece importante ya que el espacio intelectual particular de Stem puede estar dominado por niños en un entorno mixto, sobre todo porque todavía persisten suposiciones culturales de que se trata de asignaturas masculinas.

New Single Gender Education
Foto de London City School

Proteger los derechos de las niñas

De la misma manera, centrarse intensamente en la apariencia puede ser un tema difícil para una adolescente. En una escuela diferenciada por sexo, las niñas tienen un espacio donde eso no importa, lo que significa que no están jugando con los aplicadores de rímel entre clases.

Aquí lo que cuenta son las ideas. Y en plena adolescencia, pueden desarrollar lo que piensan y creen que es importante, lo que a menudo les da una confianza que durará toda la vida. Necesitamos proteger y preservar los derechos de las niñas a vivir la adolescencia sin preocuparnos por la presencia del sexo opuesto. 

Las escuelas diferenciadas también permiten a los profesores acomodar a alumnos y alumnas de forma ligeramente diferente en este complicado período hormonal. Los niños, por ejemplo, tienden a ver el almuerzo como un momento para reponer energías antes de salir nuevamente y gastar energía, mientras que las niñas lo ven como el corazón social del día: una hora para hablar, compartir experiencias y forjar vínculos, y necesitamos ser muy conscientes de estas diferencias y atenderlas. 

New Single Gender Education
Fuente: GSA Department of Education

Del mismo modo, en las escuelas para niños que recientemente han acogido a ambos sexos, la atención a menudo no está en las niñas. Por ejemplo, siempre animo a los futuros padres a preguntar sobre la dotación de recursos para los deportes femeninos en las escuelas mixtas: ¿se gasta tanto en netball y hockey como en rugby y fútbol? Por supuesto, una ponderación injusta no se da en todas partes, pero sí creo que se necesitan décadas para hacer crecer una escuela mixta después de que se ha centrado únicamente en los niños durante cientos de años.

Algunas de las críticas dirigidas a las escuelas diferenciadas tienen fundamento (que no preparan a los niños para la vida real, por ejemplo), pero creo que hemos resuelto muchas de ellas en los últimos años. Sí, los niños inevitablemente nos dejarán a los 18 años por un ambiente mixto y creo que quizás en el pasado algunas escuelas diferenciadas por sexos eran demasiado cerradas, lo que hacía que los alumnos se sintieran incómodos o tímidos cuando se enfrentaban al sexo opuesto en la universidad.

Pero hoy en día, no puedo pensar en una institución que no tenga fuertes vínculos con un colegio hermano o hermana: en el City of London School for Girls impartimos clases semanales, actividades cocurriculares y eventos sociales con los alumnos de otras escuelas, en beneficio de todos. 

También se oye siempre el viejo y cansado tópico de que las escuelas de niñas son ambientes de invernadero o están llenas de camarillas sociales complicadas; pero esa no es en absoluto mi experiencia. Somos demasiado inclusivos para eso; lo que hacemos es adaptar nuestros recursos a las necesidades individuales y los intereses intelectuales de las alumnas. Se trata de centrarse en la atención individualizada, lo que conduce a excelentes resultados. La gente a menudo puede equiparar perezosamente los grandes resultados con un invernadero.

New Single Gender Education
Fuente: Análisis del periódico The Telegraph de ISC y datos de colegios

Y en cuanto a que las chicas sean malvadas, absolutamente no. Creo que hay una verdadera calidez pero también una excelencia relajada que proviene de estar aquí y, posiblemente, mucha menos presión de chica con chica que la que hay en un ambiente mixto.

Dicho esto, no creo que un entorno diferenciado por sexo sea ideal entre los 4 y los 18 años. Envié a mis dos hijos a escuelas primarias mixtas porque creo que es importante que los niños pequeños vean a todos como amigos potenciales, y antes de la pubertad no hay desventajas reales en estar en una escuela mixta. También creo que hay buenos argumentos a favor de los sextos cursos mixtos, ya que los adolescentes son mucho mejores para afrontar las presiones de aprender junto al sexo opuesto cuando son un poco mayores. 

Aun así, creo que esta prisa que estamos viendo por que las escuelas sean completamente mixtas es preocupante. Lo que ofrecen las escuelas diferenciadas –y en particular las escuelas para niñas– es espacio para que los alumnos descubran quiénes son y qué quieren, lejos de las presiones inevitables de un entorno mixto en esos complicados años de la adolescencia. Eso necesita ser protegido, y qué misión tan divertida e importante es esa. 

New Single Gender Education | Nueva Educación Diferenciada

Los expertos aseguran que la educación diferenciada ayuda a resolver algunos de los problemas que actualmente padecen los sistemas educativos, como el fracaso escolar, los bajos niveles académicos, las dificultades de convivencia y las discriminaciones de género. De hecho, la gran mayoría de estos centros en España está desarrollando ya planes de igualdad. Otro de los beneficios que se ha observado es que las alumnas que estudian en este tipo de centros optan en mayor proporción por carreras técnicas, más elegidas tradicionalmente por los chicos. En el sistema educativo español, el porcentaje de las alumnas que se matriculan en titulaciones del ámbito de la tecnología es muy inferior al de los chicos.

Conocer más sobre Iguales y Diferentes aquí.

Fuente: “We must protect girls’ rights’: the London head fighting for single-sex schools”. En The Telegraph. Jenny Brown, 29 de noviembre de 2023

¡Comparte!