El valor de la Nueva Educación Diferenciada: el caso del ajedrez en FAES Milano

País:Mundo
Médio:Iguales y Diferentes

El valor de la Nueva Educación Diferenciada. La clase de ajedrez está programada en las Escuelas FAES durante una hora a la semana desde segundo hasta quinto grado de primaria.

El valor de la Nueva Educación Diferenciada.

El ajedrez es materia curricular en las Escuelas FAES de Milán. Entrevistamos al maestro Andrea Bracci, profesor en la Escuela Primaria FAES. Desde 2019 es el Presidente de ASD Paul Morphy Milano. Es Tutor Formador de los Instructores y consejero regional de los Instructores. Desde hace una década se ha dedicado principalmente a la enseñanza juvenil.

“Intento destacar los puntos de contacto con las matemáticas y la geometría -explica Bracci-, pero también hay referencias rápidas a la historia y la cultura. Para evaluar el aprendizaje, a menudo utilizo pruebas escritas en las cuales los estudiantes se pide a los estudiantes que analicen y evalúen las posibles soluciones que lleven a encontrar, en una posición dada, el mejor movimiento objetivamente. También hay espacio para el juego asistido, especialmente en segundo y tercer grado, para descubrir de manera autónoma, que es lo que los alumnos piden tan pronto como entro en clase”.

El valor de la Nueva Educación Diferenciada

¿Hay ventajas en enseñar la materia de ajedrez en un aula homogénea, solo de alumnas o solo de alumnos?

Las dinámicas, los tiempos, la forma de pensar son diferentes entre las alumnas y los alumnos, esto ya es un hecho comprobado. Es aún más evidente en esta edad temprana, aunque con las debidas excepciones, las niñas tienden a ser más analíticas y reflexivas que sus compañeros varones.

Esto se puede verificar mediante la administración de pruebas idénticas sobre el valor relativo/absoluto de las piezas en clases del mismo año, tanto en la escuela femenina como en la masculina: aunque con precaución y sin querer generalizar características específicas y únicas de los estudiantes individuales, emergen no solo diferentes enfoques en la elaboración, sino también resultados diferentes en su aplicación práctica. Si las niñas han demostrado ser en promedio más lentas pero más precisas en el cálculo, los niños al momento de aplicar concretamente los principios han expresado la tendencia a dar menos importancia a los elementos estáticos a favor de los dinámicos, a descuidar los principios racionales a favor de las excepciones.

Esta interesante diferencia en dar mayor o menor importancia a aspectos diferentes, aunque complementarios, también se deriva del juego práctico, con una tendencia por parte de los varones a crear desequilibrios y posiciones que permitan ataques inmediatos, y por parte de las mujeres a buscar mayor linealidad y un cambio racional y ordenado de las piezas: en relación con las pruebas administradas, por lo tanto, se tendía a privilegiar la concepción de “valor” en el ámbito masculino como relativo, en el femenino como absoluto.

Por lo tanto, ya desde la actitud frente al tablero de ajedrez se puede notar cómo los enfoques son en su mayoría diferentes, pero, aunque estén destinados a integrarse, para una formación completa que pueda equilibrar los elementos creativos con los racionales, la intuición con la técnica, esto debe ocurrir preferiblemente en tiempos y modos también diferentes.

Llegar a una apertura mental que permita evaluar la posición en el tablero de ajedrez, ponderando todos los elementos objetivos que la constituyen, requiere un enfoque específico, favorecido por una educación homogénea que pueda primero premiar y valorar las características particulares tanto de los individuos como del grupo clase y los diferentes tiempos de maduración de los procesos racionales y creativos.

Por último, no se debe descuidar que para las niñas, si consideramos que desde siempre el mundo del ajedrez ha sido tendencialmente casi exclusivamente masculino, una enseñanza y un contexto homogéneos son un notable incentivo para la identificación y el desarrollo de cualidades únicas y características, favoreciendo la autoestima.

El valor de la Nueva Educación Diferenciada: Iguales y Diferentes | Equal and Different

Iguales y diferentes, Equal and different, es una asociación promovida por padres, alumni y profesores que tienen como fin promover el pluralismo educativo, mediante la difusión y apoyo del modelo de educación diferenciada por sexos en condiciones de igualdad, en los ámbitos nacional e internacional. Busca dar respuesta a la singularidad de cada persona, superar los estereotipos de género, reducir el fracaso escolar y avanzar en la equidad educativa.

I&D enfoca su acción en torno a tres ejes: promover la movilización social de padres y antiguos alumnos; la interlocución con los periodistas, para mejorar el conocimiento de este modelo educativo y la relación con políticos y actores sociales.

Conocer más sobre Iguales y Diferentes aquí.

Compartilhar!