¿Y si hubiera ido a una escuela diferenciada?

País:Nueva Zelanda
Médio:Inside Government

Los estudiantes de escuelas para niñas y para niños obtienen mejores resultados en matemáticas y ciencias que sus pares en escuelas mixtas; pero ¿por qué?, pregunta la Dra. Tanya Evans, profesora titular del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Auckland.

Diversos modelos pedagógicos legítimos

El debate sobre la educación diferenciada ha sido controvertido durante mucho tiempo. Yo fui a una escuela mixta y me inspiré en una mujer extraordinaria que era mi profesora de matemáticas. Debido a su profundo conocimiento y pasión por la materia, supe que las matemáticas eran definitivamente una opción para las niñas: ella era mi modelo a seguir.

Bien puede ser que gracias a ella fui a la universidad y me especialicé en matemáticas, un camino que me llevó a obtener una beca para completar un doctorado en matemáticas en la Rice University de Houston, Texas. Me encantaba mi escuela mixta, y menos mal que no había otra alternativa. Todos iban a escuelas mixtas en mi ciudad natal. ¿Habría habido alguna diferencia si hubiera ido a una escuela diferenciada?

Cuando me mudé a Nueva Zelanda fue una gran sorpresa para mí darme cuenta de que más del 14% de los estudiantes de secundaria asisten a escuelas de un solo sexo. Además, a diferencia de Estados Unidos y Australia, donde la escolarización diferenciada por sexo es impartida en gran parte por escuelas privadas y/o católicas, la mayoría de las escuelas diferenciadas de Nueva Zelanda son escuelas públicas.

En muchas partes de Nueva Zelanda, los estudiantes no tienen otra opción: están divididos en zonas únicamente para escuelas de un solo sexo. Para una matemática como yo, Nueva Zelanda presentaba una oportunidad excepcional para investigar el impacto de la educación diferenciada en los resultados en asignaturas como matemáticas.

¿Y si hubiera ido a una escuela diferenciada?

Foto de Unsplash

Un fenómeno estadístico

Hace unos años, el reconocido profesor Geoff Chase de la Universidad de Canterbury se puso en contacto conmigo. Él y sus colegas detectaron una estadística extraña: de todas las niñas matriculadas en carreras de ingeniería en la Universidad de Canterbury entre 2005 y 2017, el 56% había asistido a escuelas para niñas. Esto es casi cinco veces mayor de lo esperado.

Otro estudio del Ministerio de la Mujer detectó que las niñas de escuelas diferenciadas en Auckland elegían más profesiones tradicionalmente para hombres entre sus 10 primeras opciones que las niñas de escuelas mixtas de la misma ciudad. Pero la investigación sobre el impacto de las escuelas de un solo género versus las coeducativas y si afecta el interés y el rendimiento de los estudiantes en materias STEM (Ciencia, Ingeniería, Tecnología y Matemáticas) es complicada y, a menudo, contradictoria. Un estudio exhaustivo de escuelas en Seúl, Corea del Sur, donde la asignación a escuelas secundarias mixtas o diferenciadas es aleatoria, encontró efectos significativamente positivos en  en la elección de carreras STEM para las escuelas para chicos, pero no para las escuelas de chicas.

Mi colega, Alice Smith, y yo decidimos investigar el papel del tipo de escuela (mixta o diferenciada9 en el rendimiento en matemáticas y ciencias de los niños y niñas de Year 9 (entre 13 y 14 años) en Nueva Zelanda.

¿Qué podría explicar estos hallazgos? No lo sabemos. Podemos especular que las escuelas diferenciadas pueden sobresalir a la hora de contrarrestrar los estereotipos de género predominantes en las matemáticas y las ciencias.

Examinamos datos de más de 5.900 estudiantes de Year 9, obtenidos del conjunto de datos del Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS) 2019. Los hallazgos de nuestro estudio revelan una narrativa convincente: los estudiantes de escuelas secundarias para niñas y para niños obtuvieron mejores resultados en matemáticas y ciencias que sus pares en escuelas coeducativas.

Sin embargo, el alcance de esta ventaja y su importancia dependían del sexo y del entorno socioeconómico de los estudiantes. Los niños de las escuelas diferenciadas obtienen resultados significativamente mejores que los de las escuelas mixtas, con tamaños de efecto pequeños en todos los grupos socioeconómicos, lo que concuerda con la evidencia internacional. Sin embargo, los resultados para las niñas fueron sorprendentes.

Y si hubiera ido a una escuela diferenciada
Foto de Unsplash

El rendimiento superior fue más pronunciado entre los estudiantes en deciles socioeconómicos bajos. Las niñas de escuelas diferenciadas pertenecientes a deciles socioeconómicos inferiores, obtuvieron resultados significativamente mejores que sus contrapartes de escuelas mixtas, y el tamaño del efecto fue grande. También superaron a los niños en escuelas exclusivas para niños y mixtas con un tamaño del efecto medio.

Sin embargo, en el grupo del decil socioeconómico alto, la ventaja de las escuelas exclusivas para niñas fue insignificante.

Conclusiones

¿Qué podría explicar estos hallazgos? No lo sabemos. Podemos especular que las escuelas de un solo género pueden sobresalir a la hora de contrarrestar los estereotipos de género predominantes que durante mucho tiempo han predominado en las matemáticas y las ciencias.También se podría pensar que al posicionarse intencionadamente como bastiones de la igualdad de género, estas escuelas crean entornos donde las aspiraciones no están circunscritas por las normas de género. St Cuthbert’s College for Girls en Auckland es un ejemplo de una escuela que promueve activamente la participación de las mujeres en los campos STEM a través de un programa especializado  y compromisos con líderes STEM famosos que sirven como posibles modelos a seguir.

Sin embargo, debemos abordar estos hallazgos con prudencia. Hemos de tener en cuenta que la educación es una realidad multifactorial. Es posible que los estudiantes con una mayor inclinación hacia actividades intelectuales prefieran escuelas de un solo sexo, sesgando los resultados. Por otro lado, los estudiantes en muchas regiones de Nueva Zelanda no tienen otra opción debido a la zonificación, ya que las escuelas públicas diferenciadas son la única opción.

Otras limitaciones del estudio son la falta de datos longitudinales: no sabemos qué sucede durante los cinco años de educación secundaria y nuestro estudio involucró una muestra pequeña de escuelas de decil socioeconómico bajo. En la muestra sólo había dos escuelas exclusivas para niñas de bajo decil (frente a 26 escuelas mixtas), lo que plantea la posibilidad de que factores idiosincrásicos tuvieran un efecto y que los resultados no se puedan generalizar.

Pero es evidente que debemos comprender qué hicieron esas dos escuelas de niñas en entornos socioeconómicos adversos para obtener tan buenos resultados. ¿Podría la ausencia de niños en las clases de matemáticas y ciencias disminuir la manifestación de la estratificación social y eliminar el efecto de los estereotipos? Lo que es más que evidente es que, si bien todavía tenemos escuelas de un solo género, es necesario comprender mejor el impacto de la educación diferenciada en el desarrollo académico y en las elecciones profesionales.

Artículo relacionado: La Nueva Educación Diferenciada defiende los derechos de las niñas

¿Y si hubiera ido a una escuela diferenciada? | Iguales y Diferentes | Equal and Different

Iguales y diferentes, Equal and different, es una asociación promovida por padres, alumni y profesores que tienen como fin promover el pluralismo educativo, mediante la difusión y apoyo del modelo de educación diferenciada por sexos en condiciones de igualdad, en los ámbitos nacional e internacional. Busca dar respuesta a la singularidad de cada persona, superar los estereotipos de género, reducir el fracaso escolar y avanzar en la equidad educativa.

I&D enfoca su acción en torno a tres ejes: promover la movilización social de padres y antiguos alumnos; la interlocución con los periodistas, para mejorar el conocimiento de este modelo educativo y la relación con políticos y actores sociales.

Conocer más sobre Iguales y Diferentes aquí.

Fuente: Does same-sex schooling make a difference?, Inside Government, Nueva
Zelanda, 2 de junio de 2024

Compartilhar!